12 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Expectativa en Mar del Plata con el barco de Equinor que opera el proyecto Argerich

Ayer arribó el buque perforador Valaris DS-17. La operadora noruega al límite del plazo autorizado por el gobierno argentino.

El inicio del proyecto offshore Argerich encabezado por la operadora Equinor asociada a YPF y Shell tenía demoras hasta que ayer arribó a Mar del Plata desde Rio de Janeiro el buque a cargo de los trabajos en aguas profundas. Los plazos autorizados por el Estado argentino para su concreción vencen en junio 2024 y se estima que las tareas duraran al menos dos meses.

El proyecto de las petroleras es uno de los diez “pozos” con perspectivas de “alto impacto” en América latina. De allí su relevancia y las expectativas que despierta no solo en la industria sino también en ámbitos gubernamentales nacionales y provinciales, quienes paradójicamente mantienen un antagonismo en la política doméstica pero con un denominador común respecto al offshore.

Demora y expectativa

La petrolera estatal YPF, la noruega Equinor y la inglesa Shell tenían previsto iniciar la perforación del proyecto en la Cuenca Argentina Norte del Mar Argentino en los primeros días de abril.

Sin embargo, el buque contratado por la operadora noruega del “joint venture” offshore para efectuar las tareas de perforación recién ayer llegó a Mar del Plata. Había permanecido anclado doce días, desde el 6 de abril, frente a la costa de Rio de Janeiro.

El Valaris DS-17 es un buque perforador estadounidense. Debía llegar a principios de abril a la zona identificada como CAN-100 de la Cuenca Argentina Norte, localizada en aguas profundas a 1527 metros de profundidad y a 315 kilómetros al Este de la ciudad de Mar del Plata.

El Valaris-DS 17 debía llegar a principios de abril a la zona identificada como CAN-100 frente a la costa de Mar del Plata.

Allí, tras identificar el lugar perforará el primer pozo exploratorio denominado “Argerich‑I” y comenzará lo que de forma técnica se conoce como la “fase final de la exploración geológica”. Paso previo a la extracción de petróleo tras corroborar su existencia. Para luego identificar su calidad, cantidad, volumen y disponibilidad.

A pesar del hermetismo de la noruega Equinor, diversos buques que le darán apoyo logístico al Valaris durante la perforación del “pozo” Argerich ya están Mar del Plata, según trascendió en diversos medios que registran la actividad portuaria.

Los buques tienen cronogramas de reabastecimiento y cargas para cumplir con su misión. Se trata del Skandi Caledonian y Hos Remington. Y del barco sísmico PXGeo2 pendiente de llegada desde la zona exploratoria CAN-102, donde YPF es operadora con el 50% del proyecto asociada también a Equinor.

El sitio especializado Pescare destacó que en la zona del acceso a los silos del puerto bajaron “más de 300” camiones cuya carga se especula podría estar destinada a aprovisionar los buques. Otro dato que alienta las expectativas es la operación de dos helicópteros con capacidad para doce personas entre el aeropuerto marplatense y altamar.

Plazos

El gobierno argentino autorizó que el proyecto funcione entre el 15 de diciembre de 2023 y el 15 de junio de 2024 mediante la resolución 17/2023 del ex ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Se prevé que el buque Valaris no ingrese al puerto de Mar del Plata para abastecerse. Ahora permanece ubicado a unos 28 kilómetros de la costa. Zona adonde permanecerá durante tres días para cumplimentar trámites migratorios, aduaneros y también se aprovisionará.

Impacto

El “pozo” podría inyectar a la producción diaria de Argentina entre 200 y 250 mil barriles diarios de petróleo (bdp). Cerca de un tercio de lo que en su conjunto hoy entregan todas las cuencas del país: 650 mil bdp. O la producción diaria convencional y no convencional completa de la estatal YPF. Demorará cerca de seis años en estar listo para producir.

En la misma área CAN-100 donde está ubicado el Argerich existen otros 19 posibles yacimientos más. De modo que las expectativas alimentadas por los geólogos proyectan multiplicar al menos por diez lo que podría entregar el Argerich. Ello incluso sin incluir las catorce áreas marítimas que aún están en etapa de exploración sísmica.

Por ello, los especialistas consideran que el offshore argentino en su conjunto, con cuyo desarrollo el país comenzó en la década del 1940, es la segunda Vaca Muerta: una “fabulosa reserva hidrocarburífera”.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético