17 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los precios del crudo repuntan, pero se encaminan a una caída del 10% anual

Los futuros del crudo Brent subían a USD 77,90 el barril mientras que los del crudo WTI ganaban 1,09%, a USD 72,55.

El precio del petróleo se encamina a cerrar 2023 con una caída del 10% tras dos años de alzas, después de que las preocupaciones geopolíticas, los recortes de producción y las medidas de los bancos centrales para frenar la inflación provocaron fuertes fluctuaciones en los precios.

El crudo avanzaba tras caer un 3% el día anterior, ya que más navieras se preparaban para transitar por la ruta del Mar Rojo. Las principales empresas habían dejado de utilizar las rutas del mar Rojo después de que el grupo militante Hutí de Yemen comenzara a atacar a los buques.

Los futuros del crudo Brent subían 0,97%, a USD 77,90 el barril el último día de negociación del 2023, mientras que los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) estadounidense ganaban 1,09%, a USD 72,55.

Sin embargo, los dos contratos referenciales van camino de alcanzar sus niveles más bajos de finales de año desde 2020, cuando la pandemia golpeó la demanda e hizo que los precios cayeran en picada.

Los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados liderados por Rusia, la OPEP+, han resultado insuficientes para apuntalar los precios, que han caído casi un 20% desde los máximos del año.

Actualmente, la OPEP+ está recortando su producción en unos 6 millones de barriles diarios, lo que representa alrededor del 6% de la oferta mundial.

La OPEP se enfrenta a un debilitamiento de la demanda de su crudo en el primer semestre de 2024, justo cuando su cuota de mercado mundial desciende a su nivel más bajo desde la pandemia de Covid-19 por los recortes de producción y la salida de la organización de Angola.

Un sondeo de Reuters entre 34 economistas y analistas pronosticó que el crudo Brent promediaría USD 82,56 en 2024, por debajo del consenso de USD 84,43 de noviembre, ya que predijeron que el débil crecimiento mundial limitaría la demanda, mientras que las tensiones geopolíticas podrían proporcionar apoyo.

El débil comportamiento del petróleo a finales de año contrasta con la renta variable mundial, que va camino de terminar 2023 al alza.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético