8 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El gobierno quiere evitar otra crisis y acordó con Bolivia envíos de gas para el invierno

Desde la empresa estatal Enarsa aseguran que la reversión del Gasoducto del Norte estará en operaciones el 15 de septiembre.

Argentina acordó con Bolivia la compra de gas para los meses de agosto y septiembre. La compañía estatal Energía Argentina (Enarsa) y la petrolera boliviana YPFB firmaron la novena adenda al contrato para asegurar los envíos que permitirán abastecer la demanda del norte argentino.

Según informó Enarsa, el acuerdo permitirá la llegada de 4 millones de metros cúbicos por día (MMm3/día) en función del requerimiento de la demanda interna.

Argentina y Chile mantienen desde hace décadas un contrato que se renueva todos los años por el cual el país del altiplano envía gas que sirve para abastecer a siete provincias del norte y centro del país.

Sin embargo, eso envíos comenzaron a disminuir en los últimos años debido a un notorio declino en la producción de gas en Bolivia. Esto llevó a Argentina a avanzar con la reversión del Gasoducto del Norte, un proyecto que, según Enarsa estará en operaciones el 15 de septiembre y que permitirá llevar a las provincias del norte 5 MMm3/día adicionales a los actuales y en una segunda etapa otros 4 MMm3/día.

Gas desde Chile

El gobierno busca evitar que no se repita la crisis por el faltante de gas de mayo por lo que, además del acuerdo con Bolivia, firmó un contrato con la chilena Enap para reforzar el abastecimiento de gas natural también en el norte argentino. El acuerdo contempla importar unos 128.470.000 de metros cúbicos (m3) que ingresarán a la provincia de Salta.

El gas será enviado desde la terminal de Gas Natural Licuado (GNL) de Mejillones y viajará a través del gasoducto NorAndino, que une la región de Antofagasta en Chile con la provincia de Salta. Ese gasoducto se utilizó en octubre del año pasado para comenzar a exportar, luego de 17 años, 400.000 m³ por día en condiciones firme hasta abril.

Por otro lado, Enarsa y la petrolera brasileña Petrobras oficializaron a través de un memorando de entendimiento (MoU) firmado a fines de abril que ya estaban manteniendo conversaciones para un intercambio de gas natural.

La operación que Enarsa y Petrobras buscan concretar bajo este paraguas es un intercambio o swap de volúmenes de gas natural desde Bolivia a cambio de GNL. Según Econojournal, Petrobras cedería a Enarsa volúmenes de su contrato con YPFB. La empresa estatal argentina devolvería esos volúmenes como GNL a colocar en alguno de los puertos de regasificación en Brasil.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético