17 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Wintershall Dea finalizó el gasoducto para conectar la plataforma Fénix

La compañía alemana junto con TotalEnergies y PAE esperan producir 10 millones de metros cúbicos de gas al día a partir de 2025.
Torre de producción offshore de hidrocarburos

Wintershall Dea anunció el fin de la construcción del gasoducto submarino que conectará la futura plataforma offshore Fénix con la de Vega Pléyade. En el proyecto que la compañía con sede en Alemania trabaja junto a TotalEnergies y Pan American Energy (PAE),  se logró con éxito conectar el gasoducto submarino con la cabeza de pozo de Fénix y la infraestructura existente.

Desde la empresa informaron que a partir de 2025 la plataforma Fénix suministrará 10 millones de metros cúbicos de gas por día, lo que supone una importante contribución al suministro energético argentino.

Fénix es parte de la concesión Cuenca Marina Austral‑1 en la que Wintershall Dea y TotalEnergies tienen una participación del 37,5%, mientras que PAE posee el 25% restante.

Actualmente, los cuatro campos de gas Cañadón Alfa, Aries, Carina y Vega Pléyade abastecen el 16% de la demanda de gas natural de Argentina.

En el área onshore existen 32 pozos que generan 2 millones de metros cúbicos diarios, mientras que en el offshore operan tres plataformas con un total de ocho pozos que aportan 15 millones de metros cúbicos por día. Fénix, por su parte, aportará un 8% extra a la producción nacional.

Perforación de pozos

El proyecto incluye en la primera fase del desarrollo la perforación de tres pozos de una plataforma no tripulada que se instalará a 60 kilómetros de la costa y a 70 metros de profundidad. Esa producción será evacuada a través de una línea submarina hacia la plataforma Vega Pleyade, ubicada a 35 kilómetros de distancia.

En una segunda etapa, el foco estará puesto en el transporte e instalación de la plataforma que actualmente se construye en el astillero de Rossetti Marino en el puerto italiano de Rávena.

Vega Pléyade es la plataforma offshore más austral del mundo. Allí, las tres compañías proyectan sumar otros 10 millones de metros cúbicos de gas por día para 2025 a través de una inversión de USD 700 millones.

El yacimiento está conectado a través de un gasoducto submarino de 77 kilómetros con las plantas de tratamiento onshore en Río Cullen, en Tierra del Fuego. En mayo de 2019 se finalizó la expansión de la planta de tratamiento de Cañadón Alfa.

A esto se sumó la construcción de dos nuevos trenes de compresores de baja presión y un tercer ducto, que conecta la planta Río Cullen con la instalación de tratamiento y exportación de gas Cañadón Alfa. Con estas obras se apunta no solo a aumentar la producción del área CMA‑1, sino también a optimizar el potencial de los yacimientos de gas offshore.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético