16 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Unblock: la startup que utiliza el venteo de Vaca Muerta para minar cripto

La empresa busca aprovechar el gas de venteo en el desierto de Vaca Muerta para darle energía a computadoras.

Las fotografías que muestran el trabajo de Unblock en Vaca Muerta dan cuenta de una misión imposible: minar criptomonedas y entrenar inteligencia artificial en la soledad del desierto neuquino, en contenedores que soportan tierra, viento, sismos y las temperaturas más extremas.

Al frente del proyecto está Tomás Ocampo, CEO y fundador de Unblock, una startup argentina que utiliza el gas de venteo de los pozos de petróleo para darle electricidad a miles de computadoras que minan cripto y entrenan IA.

“El venteo era un problema que surgió en paralelo al desarrollo de Vaca Muerta. Alguien tenía que hacer algo y ese es el problema que resolvemos con Unblock”, dice Ocampo en el podcast La Última Frontera.

Del venteo al flare

En términos llanos se trata de utilizar el gas asociado al petróleo que se quema en los pozos de Vaca Muerta. Ese gas fluye de las entrañas de la tierra junto con el crudo y se ventea cuando las perforaciones están lejos de los gasoductos y no resulta una opción rentable trasladarlo a los centros de producción. Es la clásica imagen de una antorcha industrial con la llama continua en zonas petroleras.

En rigor no se trata de venteo. El venteo es la liberación a la atmósfera del gas que fluye junto al crudo sin combustión alguna. Eso está prohibido en el mundo debido a que el metano es 80 veces más contaminante que el dióxido de carbono. Lo que utiliza la industria actual se denomina flare y consiste en la combustión de ese gas.

“El problema del flaring venía creciendo a gran velocidad y una solución que surgió en Estados Unidos fue la de utilizar ese gas para darle energía a computadoras. Así, entre varios usos, surge la posibilidad de minar criptomonedas.”

Tomás Ocampo

“Este problema venía creciendo a gran velocidad y una solución interesante que surgió en Estados Unidos es utilizar ese gas para darle energía a computadoras. Así, entre varios usos, surge la posibilidad de minar criptomonedas”, dice Ocampo.

Desde la startup arroja algunas comparativas:

  • En 2021, el mundo quemó la misma cantidad de gas que podría alimentar toda la red eléctrica del África subsahariana.
  • Eliminar todo el flaring puede evitar el equivalente a eliminar la huella de carbono de todos los automóviles, camiones y buses del mundo.
  • América Latina quema una cantidad equivalente a lo que Uruguay consume en electricidad por año. Argentina, el país donde el flaring más aumentó en los últimos 5 años.
Centros de cómputos de Unblock en el desierto de Vaca Muerta.

Unblock ya aprovecha el gas en áreas de Vaca Muerta operadas por Pluspetrol. Actualmente tiene un proyecto en funcionamiento en Loma Jarillosa. Allí utilizan 11.000 metros cúbicos de gas por día para alimentar tres centros de cómputos. Además, avanzan con otro proyectos en el área Los Toldos que utilizará 60.000 metros cúbicos por día que alimentarán 12 centros de cómputos. Cada centro de cómputo lleva adentro unas 300 placas y cada placa equivale a una computadora.

Para el minado de criptomonedas, utilizar energía residual es clave y abre una ventana al negocio toda vez que cada placa consume la energía equivalente a una casa con un grupo familiar grande. Por caso, la red Bitcoin consume anualmente el equivalente a lo que consume Argentina durante dos años.

Unblock y su sociedad con Crusoe

Unblock consolidó una sociedad con Crusoe, una empresa de Estados Unidos que creó la tecnología para convertir ese gas de venteo en energía. La compañía se enfoca sólo en el entrenamiento de IA y hacia ahí apunta también la startup argentina.

“El consumo de energía va a crecer muchísimo con el uso de la inteligencia artificial”, asegura Ocampo y agrega que “entrenar IA es un proceso iterativo en el que le arrojamos muchísima data a una computadora para que aprenda”.

Por caso, sólo el training de la tercera versión de Chat GPT provocó la emisión de 502 toneladas de dióxido de carbono. Algunas comparativas: 63 toneladas emite un vehículo promedio en toda su vida útil, incluido el consumo de combustible; 18 emite un norteamericano promedio; 5,5 emite un ser humano promedio a lo largo de sus vidas.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético