17 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

TGS anunció una inversión de USD 700 millones para ampliar el transporte de gas

Sería la primera inversión a realizarse a través del RIGI. La obra es clave para sustituir importaciones de GNL y gasoil durante el invierno.

Transportadora Gas del Sur (TGS) le propuso al gobierno nacional un proyecto de iniciativa privada para ampliar la capacidad de transporte de gas natural del gasoducto GPNK.

La iniciativa se llevaría adelante a través del Régimen de Incentivo a las Grandes inversiones (RIGI) con una inversión de USD 700 millones y una previsión de ahorro fiscal por USD 500 millones al año a través de la sustitución de importaciones de GNL y gasoil para cubrir los picos de demanda en invierno.

Actualmente el ducto transporta 11 millones de metros cúbicos día y en los próximos meses pasará a 21 millones de metros cúbicos con la entrada en operación de dos plantas compresoras ubicadas una en cada extremo del caño.

La compañía controlada por Pampa Energía y la familia Sielecki ya presentó la propuesta al ministerio de Economía de Luis Caputo y, según trascendió, fue bien recibida.

Sería la primera vez en casi 20 años que TGS pondrá fondos propios en el sistema regulado de transporte de gas, luego de décadas de congelamiento tarifario. La idea es llegar al máximo aprovechamiento de la infraestructura de transporte existente, es decir que no contempla un nuevo ducto.

De los USD 700 millones de inversión, unos USD 500 millones podrían ingresar al RIGI si finalmente la Cámara de Diputados sanciona la ley Bases.

Los impulsores del proyecto aseguran que con estas obras se buscar dar “confiabilidad” al suministro energético y sustituir importaciones de GNL y gasoil con gas de Vaca Muerta por al menos 100 días al año, al mismo tiempo que permitiría exportar saldos a la región, vía Uruguay o Brasil.

En TGS entienden que al aprovechar el gas de Vaca Muerta para cubrir el déficit de gas se evitaría el pago de las importaciones de GNL y gasoil actuales, con precios de entre USD 11 y USD 18 por millón de BTU, que son entre tres y cinco veces superiores a los precios que se comercializan desde la Cuenca Neuquina.

En la transportadora aclaran que el proyecto es complementario y de “ninguna manera excluye” la posibilidad de avanzar con la construcción del Tramo II del GPNK, lo cierto es que el trazado que propone TGS supone un reemplazo de esa obra ya en marcha, que cotiza unos USD 2.500 millones y llevaría más tiempo de concreción.

“Esta iniciativa es mucho más barata, eficiente y con menores costos y tiempos, porque permite disponer del gas en el invierno del 2026”, asegura una fuente vinculada al proyecto que cita Ámbito.

Lo curioso es que, casi al mismo tiempo que TGS ventiló su iniciativa, Enarsa informó que el 15 de junio comenzaron las pruebas en la Planta Compresora Tratayén.

En el sector hay quienes alertan por la posibilidad de que el tramo II del GPNK caiga en el ostracismo si el proyecto de TGS avanza. Una de las dudas que surgieron tras la presentación de la nueva iniciativa es cómo se llegaría a conectar con la Reversión del Gasoducto Norte para llegar a las provincias del NOA con gas de Vaca Muerta.

Desde TGS aseguran que con esta obra se podría primero reemplazar y después complementar la construcción del segundo tramo del GPNK, que está prevista desde Saliquello hasta San Jerónimo (Santa Fe) pero a tan solo un 15% de lo que costaría la segunda etapa del GPNK, estimada en USD 2.500 millones.

Adicionalmente, TGS comprometió una inversión de USD 200 millones para otras plantas compresoras y 20 kilómetros de loop (gasoducto paralelo) para llegar a las zonas de consumo de la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Ese desembolso se realizará aunque la empresa no gane el concurso por la obra de USD 500 millones.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético