10 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hacia el export parity: suben otra vez los combustibles

Con el objetivo de llegar a la convergencia de precios internos y externos, las refinadoras incrementaron un 4% en promedio los precios de la nafta y el gasoil en todo el país.

Las empresas refinadoras YPF, Shell, Axion y Puma Energy aumentaron desde hoy el precio de la nafta y el gasoil en todo el país. Servirá para lograr la convergencia entre el valor interno y externo del petróleo. Y para amortiguar los efectos de la devaluación del peso.

Acercar cada vez más el precio local al internacional es el objetivo que se proponen las refinadoras, lograr lo que en la jerga se conoce como “export parity”. Al mismo tiempo señalan que se vieron obligadas a “recomponer rentabilidad” debido a la devaluación mensual de 2% que aplica el Gobierno a través del Banco Central (BCRA). Las compañías señalan que debido a que tienen contratos dolarizados la suba del tipo de cambio impacta directo en sus estructuras de costos.

Impuesto postergado

Estaba prevista, además, una “actualización” del impuesto a los combustibles por parte del gobierno, que decidió postergarla por un mes con la mira puesta en que no impacte en el índice inflacionario. “El Poder Ejecutivo Nacional publicará un Decreto en el Boletín Oficial, a través del cual se diferirá la fecha en la que tendrá efecto la actualización correspondiente al impuesto a los combustibles. La medida implica que no habrá incremento alguno por dicho concepto en el mes de mayo” , indicaba en un comunicado el Ministerio de Economía. Si se hubiera aplicado esa suba los precios hubiesen avanzado cerca de un 10%.

Precios

Con la suba del 4%, el litro de nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires costará alrededor de $871, mientras que la premium, $1075. El gasoil común costará $920 y el premium, $1168.

Los precios de los combustibles aumentaron 119% desde que asumió Javier Milei, en seis incrementos de 38%, 27%, 6,5%, 7,5%, 4,6% y 4%.

La suba ‑explicaron las empresas y el propio gobierno- fue por el salto del tipo de cambio oficial de diciembre y por la actualización de los impuestos a los combustibles en el primer trimestre, que estaban congelados desde 2020. Sin embargo, en la industria reconocen que el objetivo es la convergencia entre el precio del barril externo y el interno: el export parity. Lo que aseveran permitirá la afluencia de inversiones.

Desde diciembre hasta comienzos de abril, las ventas de combustibles cayeron un 17%, según la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha). La caída de la demanda para la nafta premium sin embargo fue mucho mayor: 22,6%.

El litro de nafta en la Argentina cuesta en promedio US$1,09, en Paraguay vale US$0,99; en Chile, US$1,06; en Brasil, US$1,19, y en Uruguay, US$1,41.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético