14 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Exxon Mobil comienza a extraer litio del subsuelo de Arkansas

Un gigante petrolero planea la primera producción de litio para 2027. Utilizarán el método de extracción directa.

Exxon Mobil busca convertirse en uno de los mayores proveedores de litio para vehículos eléctricos, una decisión que marca la primera gran incursión en décadas del gigante petrolero fuera de los combustibles fósiles.

El gigante petrolero anunció que comenzará a extraer litio en la formación Smackover, en el sur de Arkansas, mediante el empleo de un método llamado extracción directa de litio (EDL) que actualmente no se implementa a escala.

Exxon adquirió a inicios de 2023 los derechos a 48.500 hectáreas de la formación Smackover, considerada uno de los campos de litio más voluminosos de Norteamérica.

El plan de la compañía es alcanzar su primera producción de litio para 2027 y aumentarla al equivalente de 1 millón de vehículos eléctricos al año para 2030. Esto convertiría a Exxon en uno de los diez principales productores a nivel mundial.

“Estamos produciendo litio aquí (en Estados Unidos) en lugar de importarlo de China u otros lugares”, dijo Dan Ammann, presidente de Low Carbon Solutions, de Exxon. “Vamos a hacerlo con una huella ambiental mucho menor y vamos a conseguir un negocio rentable y de alto crecimiento”, agregó.

Aunque el litio no es escaso como otros metales para baterías ‑como el cobalto y el níquel- la extracción a gran escala es un gran desafío.

En la década de 1970, científicos de Exxon dirigidos por el doctor Stanley Whittingham inventaron la batería de iones de litio, lo que allanó el camino para una fuente de energía recargable que ahora se usa comúnmente en todo tipo de aplicaciones, desde computadoras portátiles hasta el almacenamiento de energía a gran escala.

El método directo es un proceso por el cual el mineral se extrae a partir de la salmuera sin la necesidad de piscinas de evaporación. Es un sistema de producción nuevo que permite reducir costos y tiempo de producción.

En ese momento, Exxon también tenía grandes inversiones en minería de uranio y tecnología nuclear como parte de una iniciativa para expandirse más allá de los combustibles fósiles.

El proyecto ayudaría a Exxon a conseguir una porción importante de participación en un mercado que estima que se cuadriplicará para 2030. Esto ayudaría a mitigar las pérdidas de la esperada reducción de la demanda de naftas y gasoil en las próximas décadas.

El gigante petrolero mantuvo conversaciones con Tesla Inc., Ford Motor, Volkswagen y otros fabricantes de automóviles en medio de su intento por construir un negocio en torno al litio.

Los precios spot del litio cayeron con fuerza este año debido a una desaceleración en China y la preocupación por la asequibilidad de los vehículos eléctricos en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, el panorama a largo plazo parece óptimo. Bloomberg estima que la demanda mundial de litio prácticamente se quintuplicará para fines de la década.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético