15 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El gobierno aumentó un 20% los biocombustibles, riesgo de traslado a los surtidores

La secretaría de Energía dispuso un nuevo incremento de los fluidos que se mezclan de forma obligatoria con las naftas y el gasoil. Subieron un 170 por ciento en 2023. Peligro de traslado a precios.

El Gobierno nacional dispuso una nueva suba en los precios de los biocombustibles. Se trata de la segunda en lo que va de noviembre. Por ello las principales cámaras que nuclean a productores de biocombustibles hoy celebraron el incremento de hasta un 32% que otorgó la secretaria de Energía, Flavia Royón, a través de dos resoluciones publicadas ayer en el Boletín Oficial. La decisión se puede trasladar a los precios al público.

El anterior incremento, a principios de noviembre, había sido de un 35%. Medida que los productores celebraron tras meses de reclamos a las autoridades por una recomposición de los precios y otras demandas.

El incremento dispuesto por el gobierno a días del traspaso presidencial podría implicar un traslado a precios. Los biocombustibles debe mezclarse de forma obligatoria con los hidrocarburos. De manera que las refinadoras podrían trasladar a los consumidores este último incremento.

Las cifras de los aumentos

Los combustibles de origen vegetal acumulan en el año un 170,44% de aumento. El biodiesel para mezcla con gasoil lo hizo en un 162,46%: pasó de $261,74 en enero de 2023 a $686,98, desde ayer según la resolución 963/2023 de la secretaría de Energía.

Los combustibles de origen vegetal acumulan en el año un 170,44%.

El bioetanol en base de caña de azúcar para mezcla con naftas quedó en $348,539 y en base a maíz en $361,167. En enero de 2023 estaban ambos $129,309. Tuvieron un incremento anual de 169,54% y 179,31%, respectivamente según la resolución 964/2023 de la secretaría de Energía.

A principios de noviembre el biodiesel valía $520; el bioetanol en base a caña $310 y en base a maíz $303.

Promesas para el sector de un gobierno en salida

El ministro de Economía, Sergio Massa; y la secretaria de Energía, Flavia Royón, visitaron la planta de bioetanaol a base de maíz que la compañía Bio4 tiene en la localidad cordobesa de Río Cuarto a principios de noviembre. Los anuncios estuvieron enmarcados en el “plan de estímulo a las bioenergías con criterio federal” que impulsa el gobierno.
Massa destacó el lugar de la bioenergía como expresión de la diversificación productiva. Y señaló que su intensión es “mostrarles a los argentinos el salto que tenemos que dar, agregándole valor a nuestra materia prima. A medida que vamos agregando valor, vamos mejorando nuestro perfil exportador y cambiando nuestra balanza comercial, y robusteciendo nuestro sistema de reservas y nuestra economía”, enfatizó el ministro y candidato presidencial de UxP.
Royon afirmó que “la reglamentación de la fórmula de precio le otorga previsibilidad a futuro al sector”, algo que las cámaras vienen solicitando desde hace muchos años. Y prometió que está trabajando en la adecuación del marco normativo en convergencia con el modelo brasileño. Además anticipó que “si el ministro Massa llega a la presidencia el corte de bioetanol pasará del 12 al 25 por ciento”.

¿Una solución para evitar crisis de las naftas?

Desde el sector de los biocombustibles piden que haya un incremento del porcentaje de corte con los combustibles fósiles. De esa manera aseguran se podrían bajar los costos de la importación y evitar crisis de cuello de botella como los registrados semanas atrás, lo que provocó largas colas en las estaciones de servicio debido a la falta de combustibles.
Así los combustibles de origen vegetal se presentan como una opción más sostenible en términos medioambientales que los hidrocarburos. A lo que suman una ecuación económica más atractiva que la ofrecida por las compañías de Oil and Gas convencionales.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético