17 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Chevron compró Hess por USD 53.000 millones en un enorme acuerdo petrolero

Los gigantes petroleros redoblan la apuesta por los combustibles fósiles. Con la adquisición, la compañía suma presencia y Guyana.

El gigante petrolero Chevron comunicó la compra de Hess por USD 53.000 millonesen acciones, para ampliar su presencia petrolera en Estados Unidos y hacerse con una participación en los enormes descubrimientos de su rival Exxon Mobil en Guyana.

La decisión de Chevron ocurre apenas 11 días después de la compra de Pioneer por parte de Exxon Mobil, una operación que se cerró en USD 59.500 millones.

Las dos operaciones que sacuden a la industria petrolera suman años de producción de petróleo y gas a los principales productores de crudo de Estados Unidos.

Además, estos acuerdos dejan atrás en la pelea por el negocio de los combustibles fósiles a los rivales europeos que en los últimos años se centraron en energías renovables.

“Esto es fantástico para la seguridad energética: Reúne a dos grandes empresas estadounidenses”, declaró Michael Wirth, CEO de Chevron.

El acuerdo también deja en claro los planes de Chevron de seguir apostando a los combustibles fósiles. En la empresa entienden que la demanda de petróleo sigue siendo fuerte y los grandes productores recurren a las adquisiciones para reponer sus existencias tras años de falta de inversión.

Chevron ofreció 1,025 de sus acciones por cada acción de Hess, o 171 dólares por acción, lo que supone una prima de alrededor del 4,9% respecto al último cierre de la acción. El valor total de la operación asciende a USD 60.000 millones, incluida la deuda.

Guyana pasó a ser un importante productor de petróleo tras los enormes descubrimientos de los últimos años, que la convirtieron en uno de los productores más destacados de América Latina, sólo superado por Brasil y México.

Exxon y sus socios Hess y la china CNOOC son los únicos productores de petróleo activos en el país. Se espera que sus proyectos alcancen una producción de 1,2 millones de barriles diarios en 2027.

Hess posee un 30% de participación en más de 11.000 millones de barriles de recursos recuperables equivalentes de petróleo descubiertos en Guyana con elevados márgenes de efectivo por barril, sólidas perspectivas de crecimiento de la producción y potencial de exploración, según la compañía.

Hess es una de las grandes petroleras independientes con una historia más larga. Leon Hess, que entonces tenía 19 años, fundó en 1933 Hess Incorporated, compró un camión de reparto de combustible de segunda mano de unos 2.300 litros de capacidad y comenzó a realizar repartos a domicilio, siete días a la semana, cerca de su casa en Asbury Park, en Nueva Jersey, explica la web de la empresa.

Fue ampliando su negocio hasta tener una flota de vehículos y una terminal petrolera en Nueva Jersey y luego fue creciendo en el negocio downstream con la compra de un petrolero, una refinería y una red de gasolineras.

Así, se convirtió en una petrolera integrada en 1966 al entrar en el capital de Amerada, que había descubierto petróleo en Dakota del Norte en 1951 y con la que acabaría fusionándose.

En las décadas siguientes, continuó con una carrera de operaciones corporativas de compra y venta que acabaron convirtiéndola en una compañía predominantemente de exploración y producción.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético