15 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Rusia amenaza con recortar su producción de petróleo en respuesta a las sanciones del G7

El gobierno ruso advirtió que podría reducir la producción de petróleo en un rango de 500 mil a 700 mil barriles diarios a principios del año próximo, en respuesta al precio tope para su compra fijado por la Unión Europea (UE), el G7 y Australia.

“Estamos preparados para recortar parcialmente nuestra producción a principios del año próximo”, afirmó el vice primer ministro ruso, Alexander Novak en una entrevista con el canal de televisión Rossiya-24, según consignaron las agencias de noticias Bloomberg y AFP.

Novak precisó que los volúmenes a reducir representarían entre 5% y 6% de lo que Rusia actualmente produce.

“Vamos a tratar de encontrar algún terreno en común con nuestras contrapartes para prevenirlo, pero ahora mismo, preferimos tomar el riesgo de un recorte en la producción que apegarnos a la política de vender en línea con el límite (de precio)”, agregó el funcionario del Kremlin.

Si bien Novak afirmó que, en dicho rango, el recorte sería “insignificante”, el mismo podría agregarle más presión al mercado petrolero, en momentos en donde, según los analistas, es inminente un repunte de la demanda de China de la mano del levantamiento de sus restricciones sanitarias y de movilidad.

Novak, principal negociador representante de Moscú en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+) y uno de los hombres claves del presidente Vladimir Putin en el área energética, reiteró que Rusia no le venderá petróleo a los países que impongan un techo en el valor de compra y señaló que los productores de su país ya redirigieron sus exportaciones a otros mercados que no imponen límites como Asia.

El techo de US$ 60 el barril establecido por las potencias occidentales con el objetivo de reducir el financiamiento militar ruso obtenido a través de sus exportaciones abarca al crudo transportado por vía marítima y no rige para el que llega por oleoducto a Hungría, República Checa y Eslovaquia.

Respecto al enviado por mar, se prohíbe además a las empresas proveer servicios cuando la carga no cumple el tope impuesto: esto incluye a las firmas aseguradoras que contratan los buques cisterna ante la posibilidad de un accidente y que en su gran mayoría (cerca de un 90%) están radicadas en países del G7, sobre todo de Europa.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético