17 de julio de 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Definen los últimos detalles para aprobar la semana que viene el proyecto de ley de GNL

Massa, Rolando Figueroa, las empresas y un grupo de diputados trabajan contrarreloj para aprobar el proyecto el martes.

El gobierno buscará aprobar la semana próxima el Régimen de Promoción al Gas Natural Licuado (GNL), una norma exigida por las empresas interesadas en bajar inversiones para construir plantas de licuefacción.

Por estas horas, Sergio Massa, el diputado y gobernador electo de Neuquén, Rolando Figueroa; representantes de las empresas y un grupo de diputados negocian los detalles del proyecto. Son varios los borradores sobre los que trabajan, pero existe un acuerdo de unificar criterios de cara a la sesión de la próxima semana.

El lunes, el oficialismo buscará, en un plenario de las comisiones de Energía y de Presupuesto y Hacienda, emitir dictamen sobre el proyecto de ley con el objetivo de llevarlo un día después al recinto en una sesión que ya fue solicitada por el propio Frente de Todos.

YPF viene insistiendo con la sanción de la norma porque buscan acelerar la decisión final por parte de Petronas de una inversión de USD 10.000 millones, en lo que supone hasta ahora el proyecto más ambicioso de GNL en Argentina.

Sector Energético había adelantado que el presidente de Petronas, Tengku Muhammad Taufik, aseguraba que la compañía malaya solo continuará con el proyecto de GNL en Argentina si se le garantiza un suministro específico de gas en las fases iniciales. “No queremos que las moléculas de gas fluyan hacia la planta de GNL como última opción. Queremos asegurarnos de que sea una prioridad”, afirmó.

Existen tres puntos en el texto del proyecto que envió el Ejecutivo al Congreso en el que las empresas están particularmente interesadas: el acceso a divisas, las retenciones y los permisos de exportación.

En cuanto a las ventajas cambiarias, el proyecto permitirá que las empresas accedan a dólares por un monto libre de hasta el 50% de las divisas obtenidas por las exportaciones, para destinar al pago de capital e intereses, y al pago de utilidades y dividendos. En los primeros borradores, este monto llegaba al 20%, mediante el cual el mega proyecto de YPF-Petronas se mantenía virtualmente caído.

Respecto de los derechos de exportación, el proyecto de ley establece retenciones móviles. Según dice el texto, “alícuotas según la cotización internacional del GNL”. Será de 0% si el precio es menor a los u$s15 por millón de BTU, y de 8% si es mayor a los u$s20, tal como tiene el sector de hidrocarburos en todos los casos.

Otro punto central es el de los permisos de exportación en firme: el proyecto de ley autoriza exportaciones los 365 días del año por 30 años. Pero, deja en claro que se podrá requerir con 180 días de antelación que para los meses invernales (junio, julio y agosto) las empresas puedan ofrecer al mercado interno el 10% del GNL producido en dicho período.

En septiembre del año pasado, YPF firmó con Petronas un memorando de entendimiento para trabajar en un proyecto integrado de GNL. Se trata de una sociedad en la cual la petrolera argentina tendrá el 51% de las acciones y la malaya el 49%.

En YPF esperan aprobar el proyecto de ley este año en ambas cámaras del Congreso. La hoja de ruta de la petrolera argentina ‑que deberá soportar los vaivenes de un frenético año electoral- incluye licitar antes de fin de año el primer tramo del gasoducto de más de 600 kilómetros que llevará gas desde las entrañas de Vaca Muerta al puerto de Bahía Blanca, donde se emplazará la planta de GNL.

Pero la petrolera con mayoría estatal no es la única empresas interesada en que se sancione el proyecto de GNL. Tecpetrol ‑el brazo petrolero del Grupo Techint- Transportadora Gas del Sur y Excelente Energy son otras de las empresas que estarían interesadas en invertir en plantas de licuefacción.

Temas de la nota:

Suscripción gratuita

Suscribite a las noticias de
Sector Energético